CHALECO BEIGE CALADO DE GANCHILLO

Hoy os traigo algo nuevo, ¡no todo iba a ser trapillo!, también hay sitio para otros materiales, en este caso el hilo.

Me encanta tejer con lana o hilo, es muy relajante.
El trapillo me gusta por todas las cosas que se pueden hacer con él, sobretodo bolsos. Me gusta pensar en el diseño del bolso, el color, la forma, ponerle abalorios, etc.... Pero para mí, es mucho más entretenido y relajante tejer con lana o hilo. Además se pueden hacer todo tipo de puntos, y luego salen cosas preciosas, no hay más que darse una vuelta por Pinterest para comprobarlo.

En esta ocasión os enseño un chaleco beige de hilo tejido a ganchillo.


Es un trabajo más elaborado que lleva más tiempo y paciencia para hacer. Lo aprendí de un tutorial de Ahuyama Crochet  y aunque ella lo hizo con lana más gruesa, como se acercaba el verano, yo me aventuré con un hilo fino del número 5 en beige, para ello utilicé una aguja de 1,5 mm. Al ser el hilo tan delgado, la labor crece menos y tardas más en ver los resultados, es un proyecto a largo plazo. Pero como a mí me gusta tejer pues no me importó, con paciencia, todos los días, iba tejiendo un poquito y el chaleco fue creciendo y tomando forma.
Me llevó un mes y medio hacerlo, pero disfruté tejiéndolo.





Aquí podéis ver la parte de atrás.


El punto son abanicos rotos. Para hacerlo sólo tenéis que saber hacer puntos altos, así que en realidad no es complicado, sólo laborioso. Me gustaría probar a hacer otro pero con lana gruesa, seguro que es más rápido de hacer y para el invierno viene genial.



Bueno espero que os haya gustado y os digo lo mismo de siempre que podéis consultar conmigo lo que queráis, que estoy a vuestra entera disposición en el mail, 2chandmade@gmail.com y en la página de facebook. 

Quiero dar las gracias a todas las personas que me están apoyando en este proyecto, las más cercanas y las que sin conocerlas han confiado en mí. Y a aquellas amigas que siempre están ahí y se alegran con las cosas buenas que me pasan.
Gracias de corazón.

Besitos.

Cecilia Cano.